La prevención de accidentes laborales y reducir el estrés de los trabajadores es una de las mayores preocupaciones para los propietarios de negocios y empresas. Reducir el coste de las bajas laborables y evitar demandas por no contar con los medios de prevención adecuados puede ser el gran enemigo de todo propietario, ya que esto supone para la industria un gasto importante año tras año.

La mejor medida de prevención es la seguridad, contar con pisos antideslizantes, que proporcionen una superficie cómoda de trabajo a la vez que segura es la mejor solución para evitar los accidentes a nivel del suelo y el estrés, sobre todo a largo plazo ya que una superficie poco idónea para el trabajo conlleva la aparición de enfermedades laborales relacionadas con la mala circulación y el cansancio de las extremidades.

Instalar alfombras y pisos especialmente diseñados para prevenir resbalones y el estrés diario de estar muchas horas de pie es la mejor opción de toda empresa. Ya sea un restaurante o una fábrica. Un piso adecuado puede significar una gran diferencia en la productividad de los empleados, si cuentan con una superficie confortable, que a la vez les proteja del estrés manteniendo un nivel de seguridad alto es una ventaja que puede marcar la diferencia.

Si en una cocina de un restaurante no contamos con una superficie antideslizante y que drene los líquidos que se derraman, tenemos muchas posibilidades de que un empleado sufra un resbalón y cause baja, con el correspondiente inconveniente de contratar a otra persona a la vez que debemos hacernos cargo del trabajador lesionado.

Mejorar el aspecto de una oficina con alfombras de tráfico intenso.

Muchas oficinas cuentan con moqueta o superficies viejas o dañadas por el ajetreo diario que hay en las instalaciones, sustituir estas superficies por unas nuevas hasta hace poco era un proceso caro, pero en los últimos años han aparecido una serie de productos de calidad sorprendente y de bajo coste, tanto en adquisición como en instalación, estamos hablando de las alfombras de tráfico intenso o alfombras modulares.

Las alfombras modulares son la solución perfecta, ya que contamos con estilos y colores modernos, que encajan en cualquier estilo y se ven estupendas en una oficina, incluso hay personas que las instalan en su casa, ya que son muy cómodas de instalar y tienen el mismo mantenimiento que una alfombra común, con la diferencia de que si una zona se estropea puede ser sustituida sin tener que cambiar toda la superficie.

Estas alfombras se instalan muy fácilmente, ya que no vienen en rollo, se distribuyen en módulos interconectables unos con otros, adaptándose a cualquier superficie, la instalación es rápida y sencilla, además las uniones no se notan una vez instalada y llegado el caso de que una zona se deteriore, esta puede ser sustituida por una nueva, lo que aumenta la vida útil de esta alfombra de uso rudo, amortizando mucho más la inversión y garantizando un aspecto inmejorable.

Podemos encontrar un amplio catálogo de estas alfombras a través de internet y de este modo escoger el que mejor se adapte a nuestro estilo, la gama de colores también es muy amplia, mezclando patrones y diferentes colores, algo que con las moquetas no disponemos. Además como su instalación es muy sencilla esto puede suponer un ahorro en comparación con las otras alternativas.